• MDLC

Estado de alarma. ¿Cómo adaptar tu oposición a la nueva situación?

¡Hola de nuevo opositores!


Muchas cosas han cambiado desde la última vez que nos leímos. Cosas tan excepcionales que hacen que nuestra forma de vivir el día a día tengan que cambiar, al menos, durante quince días.


Una de las cosas buenas que tiene estar opositando en estos momentos es que conocemos a la perfección las leyes y sabemos identificar rápidamente qué significa el estado de alarma en el que ahora nos encontramos.


Nuestra querida Constitución. Artículo 116.

¡Seguro que no volvéis a fallar ningún examen en el que os pregunten sobre él!


Bromas aparte, este estado exige a toda la población un cambio en la forma de vivir que en muchas ocasiones puede generar estrés y ansiedad ante las situaciones que son impuestas y en la que no tenemos capacidad de decisión.


Es cierto que los opositores somos unos de los colectivos más adaptados y acostumbrados al confinamiento y la ausencia de vida social. Y también es cierto que no nos preocupa demasiado pasar más de cinco horas diarias recluidas haciendo la misma labor durante días y meses.


Pero esta situación es diferente. Nos obliga a cambiar de hábitos, a convivir en casa con toda la familia durante 24 horas al día y a gestionar la incertidumbre de qué pasará con nuestra oposición.


Ante todos estos contratiempos no queda otra opción que dejar que pasen con la mayor calma posible, sin que nos afecte demasiado y no nos desvíe de nuestro objetivo final: estudiar con todos los sentidos puestos en conseguir la plaza como funcionario.


Y como lo más inteligente en un ser humano es adaptarse a las circunstancias y aceptar la situación cuanto antes, lo mejor en este momento es sacar provecho de ellas y sacarle el mayor rendimiento a las nuevas opciones que se nos plantean.


¿Cómo adaptar el estudio de nuestra oposición a la nueva situación?


Ante todo no debéis olvidar que esta situación es transitoria y que tarde o temprano todo volverá a la normalidad y continuaréis con los hábitos que habéis creado durante el tiempo de estudio que ya llevéis por delante.


Pero mientras tanto, ¡aprovecha este cambio y adapta tu estudio cuanto antes!



Te dejo mis breves consejos para que pases esta cuarenta en casa de la mejor forma posible y no repercuta en tu nivel de estudios:


Vístete: Cambiarte de ropa al despertarte aumentará tu autoestima para afrontar una jornada intensa de estudio en casa. Deja el pijama para dormir y así sentirás que inicias y terminas una actividad.


Mantén el orden en tu lugar de estudio: Si estás acostumbrado a estudiar en la biblioteca y has tenido que habilitar un espacio en casa para estos días es esencial que mantengas el orden y la organización del material con el que evitar pérdidas de atención.


Pide comprensión a tus familiares: Ahora tendrás que compartir la casa durante 24 horas con tus familiares, hijos, abuelos… Si les pides comprensión durante estos días y silencio seguro que te apoyarán y lo harán con cariño.


Aumenta tu concentración: Toda España está en casa. Tus amigos, tus compañeros, tu familia. No hay planes fuera de casa, ni fiestas ni celebraciones. Esta situación hará que no pueda haber planes externos que te desvíen del objetivo marcado durante estas dos semanas. No hay excusas que valgan para no estar concentrados.


Vigila tu dieta: Es importante que no tengas la sensación de que esto es algo diferente. Debes continuar con tu rutina y mantener tus hábitos alimentarios como hasta ahora. Si no te cuidas ahora irás sumando cosas negativas a esta situación de confinamiento y cuantos más días pasen mayor será tu sensación de frustración. ¡Evitarlo está en tu mano!


Aleja el móvil de tu lugar de estudio: Olvídate del móvil, nadie tiene planes interesantes que te puedan distraer o que puedan hacer sentir envidia. Es el mejor momento para prestar toda tu atención en el estudio, en la planificación que tenías creada y en sacar el máximo partido a las horas de estudio.


Crea una rutina mas intensiva: Éstas en tu lugar de estudio desde que te levantas. No pierdes tiempo en desplazamientos y puede que incluso no tengas que ir a trabajar. Todo este tiempo te permitirá crear una rutina más exigente e intensiva.


Tiempo extra para conseguir tu plaza: Muchos de los procesos selectivos que estaban convocados en estas fechas o en fechas cercanas han sido suspendidos hasta que esta crisis sanitaria esté controlada por lo que al estrés del estudio en la recta final se une la incertidumbre de no saber qué pasará, cuanto tiempo se retrasará o si finalmente tu examen se convocará. Míralo de otra forma. Tienes más tiempo para estudiar, para ir mejor preparado y para cometer los menos fallos el día que finalmente hagas tu examen.


Piensa que todo esto acabará: Sé que es agotador pensar que la situación se alaga tanto en el tiempo y que cuando tienes en mente una fecha ves tu objetivo cada vez más cerca. Pero dale la vuelta y piensa en este tiempo como un extra, un regalo para ser mucho mejor opositor y conseguir tu plaza con más facilidad.


Todo esto pasará y volverá a la calma y a la normalidad, mientras tanto, a seguir estudiando, exprimiendo las horas y sacando lo positivo de los contratiempos.



¡Hasta la próxima!


M. Ángeles.






552 vistas

SÍGUEME TAMBIEN

EN REDES SOCIALES

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now