top of page
  • Foto del escritorMDLC

¿Cómo puedes encontrar tu mejor sistema de estudio?



Una de las claves a tener en cuenta en una oposición es que el estudio de calidad no se basa en cuestión de horas, sino en cuestión de técnica. ¡Aún estás a tiempo de diseñar tu propio sistema de estudio siguiendo estos sencillos pasos!


1. Crea hábitos y rutina de estudio.


Antes de comenzar a estudiar plantea la rutina que seguirás a largo plazo, las horas de estudio, días y lugar. Lo ideal es que cuando lleves un mes estudiando hayas creado esos hábitos y estén integrados en tu día a día con normalidad. En mi caso, decidí que iba a estudiar en casa así que habilité mi habitación con una gran mesa, vacié todo lo que no me era útil y compré todo el material que iba a necesitar para mí día a día.


2. Establece un horario real.


Como seguramente ya hayas podido comprobar una oposición no se asemeja a unos estudios superiores, ni mucho menos al instituto en el que tus padres podían estar encima de ti para controlar si estudiabas o no. Esto es diferente y, ya lo sabes, el único responsable eres tú. Por eso es tan importante establecer un horario y seguirlo de la manera más estricta posible. En mi caso cuando comencé solía estudiar dependiendo de la ganas y de la inspiración con la que ese día me levantaba pero al poco tiempo me di cuenta de la importancia de tomarse esto como un trabajo más, así que adapté mi horario al horario laboral de mi mejor amiga, de 9 a 13.30 y de 16 a 20h. Cumplir el horario establecido hará que la oposición se integré aún más en tu vida cotidiana y asumas el estudio de la misma como parte de tus obligaciones diarias.


La planificación previa de tu día a día es una de las mejores técnicas para alcanzar el éxito en una oposición.

Sé sincero contigo mismo y analiza de una forma real tus circunstancias personales: si dedicarás todo tu tiempo exclusivamente al estudio, si tienes que compaginarlo con tu vida laboral, si vives con tus padres, solo, en pareja, tienes niños, etc.


Todo esto va a influir en tu día a día y hacer una valoración real te ayudará a no sentirte frustrado cuando los avances sean distintos a lo que pensabas.


3. Comprende el temario.


Las prisas no son buenas en una oposición. La mayoría de los opositores comienzan a devorar el temario como si no hubiese un mañana sin ningún tipo de criterio u orientación.


Las academias o los preparadores te ayudarán mucho en los primeros momentos ya que te guiarán en el proceso pero, aun así, mi experiencia me dice que pocos son los que se paran a analizar de qué está compuesto el temario, qué sentido tienen los bloques y qué relación tienen con la oposición que estamos preparando.


En cambio, si dedicas el tiempo necesario a comprender la estructura de tu temario podrás dar un sentido más específico a lo que estás estudiando y la perspectiva del mismo cambiará, haciéndote ganar confianza y seguridad. Esta primera visión te ayudará a englobar y a relacionar mejor los temas a lo largo de todo el proceso.


4. Realiza las primeras lecturas de forma global.


Este es uno de los puntos más importantes para mí. Quizás porque nos lo han enseñado desde pequeños, muchos estudiantes tienen en mente la idea de estudiar en base a leer y memorizar lo más rápido posible. Para mí es uno de los mayores errores en una oposición, más aún si eres primerizo y no tienes experiencia en legislación ni en términos jurídicos.


Prueba a comenzar un tema nuevo dejando a un lado el "chip" de memorizar todo cuanto lees. Respetar los tiempos y ser conscientes de tus limitaciones te ayudará a comenzar con lecturas sencillas, sin pretensiones de estudio y así, poco a poco, irás comprendiendo términos y familiarizándote con lo que estás leyendo.


¡De nada vale memorizar sin comprender lo que haces!

MI CONSEJO: No lo olvides, nunca me cansaré de decirte que por muchas técnicas o experiencias que escuches de otras personas, cada opositor es distinto y cada uno tiene que encontrar su propio método y adaptarlo a sus circunstancias.


¡Por eso te animo a que no dejes de buscarlo hasta que lo encuentres!


Sin duda cuando lo hagas el estudio se volverá más cómodo, efectivo y te acabará ofreciendo más satisfacciones.



¡Hasta la próxima!


M. Ángeles Capelo

140 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page