top of page
  • Foto del escritorMDLC

La desmotivación en la oposición


¿Qué ocurre cuando la desmotivación llega sin esperarla, cuando luchas cada día contra ella y, sin embargo, aparece incesante durante una etapa de nuestra oposición?



La desmotivación es un estado que nos impide avanzar en nuestros objetivos, trastoca nuestra planificación del estudio, nos merma psicológicamente y nos impide continuar de forma correcta. Normalmente se manifiesta a través de un sentimiento de bloqueo que causa intranquilidad, angustia, decepción con nosotros mismos al creer que no alcanzaremos nuestras metas y apatía en todo lo que hacemos. Se trata de un estado interior muy limitante que incluso nos puede llegar a bloquear en el plano emocional.


¿Por qué es tan importante reconocer este estado en el menor tiempo posible?

En una oposición el tiempo suele estar marcado por la convocatoria del examen. Desde que inicias el estudio tu meta es el día del examen y el tiempo normalmente no juega a tu favor. Por eso es tan importante invertir de forma óptima todos los días de estudio que tenemos hasta la fecha clave, cumplir con la planificación establecida y comenzar a reconocer tus avances conforme avanzan los días. Por este motivo si durante ese tiempo llega la desmotivación


¡¡¡OJO!!! Todo esto jugará en tu contra tanto en plano de la formación y el estudio como en el emocional. Coloquialmente es la pescadilla que se muerde la cola: no tengo ganas de seguir estudiando, pero tengo la obligación de estudiar porque es mi objetivo, pero me siento a estudiar y como estoy desmotivado no invierto el tiempo de forma correcta por lo que me frustro y aumenta mi desmotivación… Y así vueltas y vueltas hasta que le pongas nombre a lo que te está pasando y lo afrontes como una etapa más que superar dentro de la oposición.


¿Por qué estoy desmotivado?

Te invito a que apuntes en un papel una lista de los motivos por los que crees que has perdido la motivación. Reconocer abiertamente tus miedos, tus necesidades, la presión a la que estás sometido te ayudará a visualizar el problema y a encontrar mejores soluciones. Puede que incluso llegues a relativizar las causas de tu desmotivación cuando tengas todo escrito delante de ti.


1 Motivos extrínsecos: Presión social, familiar, falta de trabajo, ausencia de convocatorias…

2. Motivos intrínsecos: Cambio de necesidades, ausencia de metas claras, visualización del objetivo a corto plazo…


CINCO estrategias para vencer la desmotivación

1. Recuerda por qué empezaste: Vuelve sobre tus pasos, visualízate el día que tomaste la decisión de empezar a estudiar, cuáles fueron tus motivos y qué fue lo que te empujó a empezar motivado y con ganas de emprender este camino. Después visualiza tu futuro a largo plazo, qué quieres ser, en qué quieres trabajar y en qué te quieres convertir.


2. Crea metas a corto plazo y busca el equilibrio en tus acciones: La desmotivación irá desapareciendo paulatinamente si estamos convencidos de que queremos tomar el camino opuesto, que queremos continuar cumpliendo nuestros objetivos y pretendemos aprovechar al máximo cada día que tenemos antes del examen. Hasta que vuelvas a estar recuperado al 100% busca la motivación con objetivos a corto plazo que se traduzcan en resultados visibles: resultados en test, cronometraje del tiempo de estudio por tema…


3. Modifica tu rutina: la desmotivación aparece en muchas ocasiones por la monotonía. Si tus acciones han sido las mismas durante mucho tiempo la sorpresa desaparece, no hay lugar para que ocurra algo nuevo que nos levante el ánimo. Por eso te aconsejo que cambies tu rutina: tu lugar de estudio, tus horarios, incluye ejercicio físico si antes no lo hacías, aumenta si es necesario los tiempos de descanso…


4. Busca un referente: Tomar a alguien que ya lo haya conseguido como referente no significa que tengas que compararte con nadie. Al contrario, se trata de buscar una fuente de inspiración, encontrar las cosas buenas que esa persona está viviendo al haber conseguido el objetivo de conseguir una plaza, la misma por la que tu estás luchando y que igualmente puedes conseguir si te esfuerzas.


5. Desconecta: Si con el paso del tiempo sigues desmotivado y ninguna de las herramientas que están a tu alcance te ayudan a revertir la situación, desconecta totalmente de la oposición al menos un día a la semana o acorta tu tiempo de estudio diario. Puede que ahora lo veas como un obstáculo que te aleja de conseguir los mejores resultados pero créeme, tendrás tiempo para pensar y reflexionar en un ambiente diferente al de tu escritorio y con esto quizás necesites menos tiempo del que crees para darte cuenta de que merece la pena todo el esfuerzo para conseguir tu plaza como funcionario.


Recuerda, la motivación es el motor impulsor que nos permite emprender las acciones necesarias. En el estudio de una oposición es clave para lograr el éxito. Utiliza todos tus recursos para mantenerla de una forma estable permitiéndote algo que otro altibajo controlado.




“Contar con motivación es algo importante, pero tiene más mérito continuar tu camino y conseguirlo aun cuando ésta te falta.”


Hasta la próxima.


Mª Ángeles C.

483 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page