top of page
  • Foto del escritorMDLC

Rutinas de estudio: el examen tipo Test


¡Hola a todos!


Seguro que la mayoría de opositores que leáis esta publicación tendréis en vuestro proceso selectivo al menos una prueba tipo test.


En la mayoría de oposiciones, tanto nacionales como autonómicas o locales, las primeras pruebas del proceso consisten en la realización de un examen de estas características, de ahí la importancia que tendremos que concederle a su preparación y práctica.


Dependiendo de la formación que poseas y de tu experiencia como estudiante podrás estar más o menos acostumbrado a realizar este tipo de exámenes.


En mi caso mi práctica era nula ya que los exámenes de mi licenciatura eran en su mayoría temas a desarrollar. En cambio, la pruebas de la oposición consistían, entre otras, en dos exámenes tipo test.

¡No hay tiempo que perder!




Como todo en esta vida, cuanto más practicas y más tiempo dedicas a algo, más experiencia y habilidad adquieres.


1. CONCÉDELE LA IMPORTANCIA QUE MERECE

Incluye en tu rutina de estudio la realización de test relacionados con tu materia con la misma intensidad con la que preparas los temas, esquematizas procesos y memorizas datos. Irás notando los avances a medida que pase el tiempo. Pide exámenes a tu academia, busca en internet o suscríbete a plataformas dedicadas a la preparación de este tipo de exámenes.


Si dejas este punto para el final y empiezas a hacer tests cuando el examen de tu oposición se acerca, habrás perdido mucho tiempo previo.


2. PRACTICA TODO EL TIEMPO QUE PUEDAS

Os cuento mi experiencia. Después de los dos primeros meses de estudio, cuando poco a poco fui “aterrizando” en la materia, comencé a hacer test todos los días después de cada bloque o cada tema. Os reconozco que al principio no entendía nada y contestaba las preguntas aleatoriamente, pero os aseguro que esta técnica acabó siendo una de las mejores herramientas en mi estudio.


Mi consejo,


¡Haz test siempre que puedas!

Aunque comiences haciendo sólo uno cada día estarás invirtiendo en formación y practicando habilidades que más tarde agradecerás.


3. NO TENGAS MIEDO A LOS ERRORES

Hablo con muchos opositores que me comentan que ellos empiezan la fase de test cuando llevan gran parte de la materia controlada, (o eso piensan). Antes sienten miedo y frustración por los errores que puedan cometer.


Opositores, ¡este punto es clave!

Equivócate, es una de las mejores formas de analizar la pregunta, las alternativas que te han llevado a señalar una respuesta incorrecta, te ayuda a retener el concepto o el artículo en concreto que te preguntaban, descubres las preguntas “trampa”, te das cuenta que ese tema que pensabas que controlabas se te sigue escapando...


Aunque parezca duro, no hay mejor lección para un opositor que tener frente a él los errores.


Podéis manejar la frustación de dos formas: de forma negativa “nunca aprobaré” y dejar que otros consigan tu plaza; o de forma positiva “no vuelvo a fallar esta pregunta”, e ir directamente a la ley y seguir estudiando con todas tus fuerzas como hasta ahora.


Yo opté por la segunda opción y os aseguro que después de 8 años sigo estando en una nube.


¿Qué opción elegís vosotros?


Nos leemos en la próxima.

M.



2166 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page